Marca internacional pagará US$2,3 millones para arreglar riesgos de seguridad en fábricas de Bangladesh

Los sindicatos globales IndustriALL y UNI lograron un acuerdo histórico de US$2,3 millones en un caso de arbitraje contra una marca internacional por no cumplir con sus obligaciones de salud y seguridad bajo el Acuerdo sobre Incendios y Seguridad de Edificios en Bangladesh, de carácter obligatorio.

La marca, cuyo nombre no fue divulgado según los términos del acuerdo, pagará US$2 millones para arreglar riesgos de seguridad en más de 200 fábricas proveedoras en Bangladesh y contribuirá con US$300,000 a un Fondo de Apoyo a Trabajadoras(es) de la Cadena de Suministros administrado por ambos sindicatos.

El acuerdo de arbitraje confirmó que la marca no había asegurado que sus proveedores hubieran completado en tiempo y forma las acciones correctivas necesarias para eliminar riesgos de seguridad de incendio, eléctricos y estructurales. La marca tampoco había asegurado que era económicamente posible para los proveedores completar las mejoras necesarias en sus fábricas.

Éste es el segundo de dos casos de arbitraje que han forzado a marcas firmantes del Acuerdo a cumplir con sus obligaciones de que las condiciones de trabajo sean más seguras para las trabajadoras(es) que fabrican sus productos en Bangladesh.

A la fecha, el programa de inspección independiente de fábricas ha inspeccionado más de 1.800 fábricas que producen para aproximadamente 220 marcas y ha identificado 118.500 riesgos de seguridad. Según el Acuerdo, se han remediado el 83% de los peligros y unas 500 fábricas han completado todas las reparaciones de seguridad requeridas.

Reclaman a las marcas firmar la renovación del Acuerdo

La RSM y otras tres testigos firmantes del Acuerdo – la Campaña Ropa Limpia, el Foro Internacional por los Derechos Laborales y el Consorcio por los Derechos de los Trabajadores – se han contactado con las marcas y tiendas de indumentaria que firmaron el Acuerdo original por cinco años, instándolas a firmar la renovación del Acuerdo por tres años más, desde mayo de 2018.

A la fecha, sólo 60 de las 220 empresas firmantes han firmado la Renovación del Acuerdo.

El 30 de enero, la Campaña Ropa Limpia organizó una acción afuera de una reunión en Amsterdam, desplegando pancartas y entregando plumas a los representantes de las marcas que asistían a la reunión promoviendo la firma de la renovación del Acuerdo.

Actualmente, se han unido al llamado de las testigos firmantes un grupo de grandes inversionistas institucionales estadounidenses. El 25 de enero, el Centro Interreligioso por la Responsabilidad Corporativa (ICCR por sus siglas en inglés) dio a conocer una declaración apoyada por 147 inversionistas institucionales representando US$3,7 billones en acciones administradas, pidiendo a las marcas globales que se comprometan a una extensión del Acuerdo por tres años.

Una copia de la declaración acompañará las cartas que se enviarán a todas las marcas que todavía no han renovado su compromiso de proteger la salud y seguridad en las fábricas de Bangladesh, urgiéndolas a firmar el Acuerdo de 2018 en el primer trimestre de este año.

También, la declaración hace un llamado a las empresas que formaron parte de la Alianza sobre la Seguridad del Trabajador de Bangladesh, una iniciativa controlada por empresas norteamericanas que se va a disolver en 2018, para que formen parte del Acuerdo para maximizar la influencia colectiva para cumplir con las reformas de seguridad necesitadas.