Marca internacional pagará US$2,3 millones para arreglar riesgos de seguridad en fábricas de Bangladesh