Nuestro Trabajo

La RSM colabora con la Campaña Ropa Limpia en su campaña global por el salario digno, y trabaja con organizaciones sindicales y de mujeres en Centroamérica para aumentar el conocimiento sobre campañas de salario digno en otras regiones e internacionalmente, así como para apoyar sus esfuerzos en pos de un salario digno en su región.

La discriminación de género es un problema endémico en las maquiladoras en todo Centroamérica y en las fábricas de confecciones para exportación en todo el mundo. Las mujeres trabajadoras enfrentan discriminación en la contratación, promociones y despidos; acoso sexual y otras formas de violencia en el lugar de trabajo; y falta de respeto por...

La mayoría de las mujeres trabajadoras tienen un día doble, trabajando en la economía formal por un salario y trabajando en su hogar cuidando a los niños y otros miembros de la familia. El valor a la sociedad y la economía del trabajo impago en el hogar – criando la próxima generación de trabajadoras(es) – no es reconocido...

La RSM apoya los esfuerzos de las trabajadoras(es) mexicanas para organizar sindicatos democráticos auténticos, y se relaciona con las marcas internacionales de indumentaria sobre las políticas que deberían adoptar y los pasos que deberían dar para asegurar un mayor respeto a la libertad de asociación y el derecho a la negociación colectiva en...

La RSM apoya los esfuerzos de trabajadoras y trabajadores en México para organizar sindicatos democráticos auténticos y colabora con organizaciones locales y nacionales que ofrecen asesoramiento, capacitación y apoyo a las trabajadoras(es) en la industria de la confección y otras industrias de exportación y promueven reformas institucionales...

La RSM cree que las marcas globales deben ser hechas responsables de las violaciones a los derechos de las trabajadoras(es) en sus fábricas proveedoras, y que los gobiernos deben adoptar políticas y regulaciones que protejan a las trabajadoras(es) de las violaciones empresariales de sus derechos.

Desde 2005, la RSM ha trabajado con aliados de Bangladesh e internacionales para exponer las condiciones de trabajo inseguras en la industria de la confección del país y para presionar a las marcas internacionales a compensar a los sobrevivientes de estas tragedias y eliminar condiciones y prácticas inseguras en sus fábricas proveedoras.