Se logró un acuerdo para liberar a dirigentes sindicales presos en Bangladesh, pero la crisis no está totalmente resuelta

Foto: IndustriALL

El 23 de febrero, sindicatos de Bangladesh afiliados con el Consejo de Bangladesh de IndustriALL lograron un acuerdo con la Asociación de Manufactureras y Exportadoras de Confecciones de Bangladesh (BGMEA, por su siglas en Ingles) y el Ministerio de Trabajo para liberar bajo fianza a los restantes líderes sindicales que seguían presos acusados de asociarse en una huelga salarial en diciembre de 2016.

Sin embargo, el acuerdo es sólo una victoria parcial, dado que no se logró un compromiso para retirar los cargos penales contra los líderes sindicales y cientos de trabajadoras(es). Pide la reincorporación de las trabajadoras(es) despedidas acusadas de participar en la huelga salarial, pero no menciona el pago de salarios atrasados. Tampoco incluye el acuerdo un cronograma para la implementación de ninguno de estos compromisos.

El acuerdo se produjo dos días antes de la Feria de Indumentaria de Dhaka 2017 de la BGMEA. Cinco grandes marcas – H&M, C&A, Inditex (Zara), NEXT, and Tchibo – y la Iniciativa de Comercio Ético de Gran Bretaña, habían anunciado que no participarían en la Feria en respuesta a la campaña internacional por el fin de la represión antisindical.

Después de que se anunciara el acuerdo, las marcas decidieron asistir al evento, pero varias de las participantes continuaron expresándose por el retiro de los cargos y en apoyo de la libertad de asociación.

En una declaración pública del 24 de febrero, la Campaña Ropa Limpia (CCC), el Foro Internacional por los Derechos Laborales y el Consorcio por los Derechos del Trabajador expresan que el acuerdo es un primer paso importante, pero que se queda corto en resolver plenamente la crisis en Bangladesh.

Cliquea aquí para leer una versión resumida de la declaración conjunta (en español) y aquí para la versión completa (en inglés).

Antecedentes

En la semana del 13 de febrero, protestas de solidaridad lideradas por Sindicato Global IndustriALL y UNI y organizaciones sindicales nacionales se realizaron ante embajadas de Bangladesh en Canadá, los EE.UU., Europa y Australia, exigiendo el fin de la represión, el retiro de casos infundados contra dirigentes sindicales y trabajadoras(es) de la confección recientemente arrestados y la liberación inmediata de los detenidos que se habían dado lugar en respuesta a una huelga de diciembre de 2016 reclamando un aumento del salario mínimo.

Un informe del 15 de febrero de Human Rights Watch documentó numerosos abusos de las autoridades de Bangladesh y patronos de fábricas contra trabajadoras(es) y dirigentes sindicales por acusaciones de participar en la huelga por los salarios. Éstos incluyen el arresto y detención de al menos 34 dirigentes sindicales y defensores de los derechos laborales y un periodista basándose en acusaciones vagas o leyes que han sido derogadas, amenazas de la policía de matar a dos detenidos, el cierre de oficinas de sindicatos por parte de la policía, la presentación de reclamos de empleadores contra 1.600 “personas sin nombrar”, y el despido o suspensión de alrededor de 1.500 trabajadoras(es).

“Apuntar a activistas laborales e intimidar a las trabajadoras(es) en lugar de tratar con los reclamos salariales empaña la reputación de Bangladesh y convierten en una burla las afirmaciones del gobierno y la industria de que están comprometidos con la protección de los derechos de los trabajadores,” dice Phil Robertson de Human Rights Watch. “Las marcas globales que se aprovisionan en Bangladesh y los donantes de ayuda deben presionar el gobierno a dejar de perseguir a trabajadoras(es) y activistas de derechos laborales.”

Haga clic aquí para leer el informe de Human Rights Watch
Para leer mas haga clic aquí