La policía de Bangladesh choquen con trabajadoras(es) que protestan por aumentos de salarios

Foto: IndustriALL

Un nuevo salario mínimo de 8,000 Taka (US$94), que se tomó vigencia el 9 de diciembre, fue rechazado por trabajadoras(es) y sus sindicatos sosteniendo que el incremento, que es el primero desde 2013, no cubría el aumento de los precios en los últimos cinco años. Los sindicatos de Bangladesh, incluyendo los del Consejo de IndustriALL Bangladesh, habían exigido un salario mínimo de 16,000 Taka (US$191).

Como resultado, a finales de diciembre, algunas 50,000 trabajadoras(es) de la confección protestando por un aumento del salario mínimo, abandonaran las fábricas, en huelga, dando lugar a varios enfrentamientos entre trabajadoras(es) de la confección y la policía. El 8 de enero, un trabajador murió y más de 50 resultaron heridas(os) cuando la policía de Bangladesh atacó a unas 5,000 trabajadoras(es) .

Durante los ocho días de protestas obreras, la policía había utilizado proyectiles de goma, gas lacrimógeno y cañones de agua para dispersar a la multitud que ha aumentado al doble su tamaño desde el violento enfrentamiento del martes pasado.

“Condenamos con firmeza el uso de fuerza letal contra trabajadoras(es) huelguistas en Bangladesh,” dijo la secretaria general adjunta del sindicato global IndustriALL, Jenny Holdcroft. “El enojo de las trabajadoras(es) de la confección por las disparidades salariales hace resaltar la necesidad urgente de negociación en la industria para permitir a los sindicatos negociar salarios justos para las trabajadoras(es).”

En respuesta a las persistentes protestas de las trabajadoras(es) y la presión internacional condenando el aumento inadecuado del salario mínimo, el gobierno de Bangladesh estableció un comité especial tripartito para revisar un posible aumento adicional al salario mínimo.