Un sindicato combate con éxito los despidos masivos en Myanmar (IndustriALL)