Las(os) trabajadoras(es) de General Motors Silao rechazan el contrato de protección

La consulta en la planta de General Motors en Silao.
(Foto: Secretaría del Trabajo y Previsión Social - Mexico)

En una experiencia que establece un nuevo precedente en la reforma al sistema de justicia laboral de México, las(os) trabajadoras(es) de la planta de ensamble de camionetas de General Motors (GM) en Silao, Guanajuato votaron por rechazar el contrato de protección existente entre su empleador y el sindicato “Miguel Trujillo López”, afiliado a la Confederación de Trabajadores de México (CTM). 

Esta segunda consulta sobre el contrato colectivo de trabajo (CCT) existente se realizó a lo largo de dos días, el 17 y 18 de agosto, con la presencia de observadores de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), el Instituto Nacional Electoral (INE) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT). 

Bajo la Ley Federal del Trabajo de México, reformada el 1 de mayo de 2019, todos los CCT se deberán someter a un “voto de legitimación” cuyo plazo máximo culmina el 1 de mayo de 2023. La intención de este requisito es eliminar los “contratos de protección” firmados por empleadores y sindicatos no representativos, sin el conocimiento ni consentimiento de las(os) trabajadoras(es). 

De las(os) 5,876 trabajadoras(es) que participaron en la consulta, 3,214 votaron por rechazar el CCT existente y 2,623 votaron a favor del mismo. Como resultado, se anuló el CCT, aunque las(os) trabajadoras(es) conservarán los beneficios del contrato. 

Se obligó al sindicato de la CTM a realizar una segunda votación después de que la Secretaría del Trabajo suspendiera la consulta inicial realizada en el mes de abril de este año, ya que se detectaron violaciones graves, incluyendo la destrucción de boletas y el conteo de votos a mitad del proceso de votación. 

Las(os) trabajadoras(es) también presentaron quejas ante la STPS argumentando que se les había requerido asistir a reuniones de audiencia cautiva, en las cuales la gerencia de GM y representantes de la CTM les informaron que perderían todos los beneficios del contrato si votaban en contra de la CCT, además de que la planta cerraría y la producción se trasladaría a otro lugar. 

Después de la consulta de abril, se divulgó una grabación de audio a los medios de comunicación que confirmaba que las(os) trabajadoras(es) de hecho habían sido amenazadas(os) que perderían sus empleos si votaban por el “NO”. 

A lo largo de esta difícil lucha, un movimiento de las(os) trabajadoras(es) anteriores y actuales realizó una campaña a favor de votar por el “no”. Las(os) trabajadoras(es) además recibieron apoyo de una coalición de trabajadoras(es) independientes de sindicatos de la industria automotriz en México y de sindicatos en Estados Unidos y Canadá. 

Las violaciones de los derechos de las(os) trabajadoras(es) de GM bajo la Ley Federal del Trabajo de México y el capítulo laboral del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), fue tema de la primera denuncia presentada por el gobierno de Estados Unidos bajo el mecanismo laboral de respuesta rápida del Tratado.

El 7 de julio, los gobiernos de México y Estados Unidos llegaron a un acuerdo referente a un plan de remediación para abordar la denegación de los derechos de las(os) trabajadoras(es) de la planta de GM. El acuerdo incluye los siguientes puntos clave: 

  • La compañía adoptará y le comunicará a las(os) trabajadoras(es) una declaración de neutralidad y una política de cero tolerancia con respecto a cualquier intimidación o coerción ejercida contra las(os) trabajadoras(es) y hará una declaración pública de que la continuación de su presencia en México no depende de los resultados de la consulta. 
  • La STPS proporcionará materiales educativos sobre la consulta, a ser exhibidos en el interior de la planta, para informar a las(os) trabajadoras(es) sobre sus derechos y cómo presentar una denuncia; la STPS le proporcionará al sindicato una hoja informativa sobre la consulta, los resultados posibles y los motivos por los cuales se está realizando la segunda vuelta de la consulta, la cual se distribuirá a las(os) trabajadoras(es) junto con una copia del CCT. 
  • La STPS enviará inspectores a la planta a partir del segundo día posterior a la firma del acuerdo, quienes entrevistarán a las(os) trabajadoras(es) diariamente, de manera aleatoria, y de forma proactiva investigarán cualquier desinformación, intimidación o represalia que potencialmente se pudieran dar. La STPS, y no el sindicato titular del contrato, estará a cargo de crear las boletas y la información sobre la consulta y salvaguardará estos materiales antes y después de la consulta. 
  • La OIT contará con observadores en la planta durante 15 días hábiles antes de la consulta hasta un día después de la misma.

Las condiciones desglosadas en el acuerdo ayudaron a asegurar que la consulta de legitimación del CCT en la planta de GM en Silao fuera libre y justa. Con la cancelación del contrato de protección, las(os) trabajadoras(es) ahora tienen la opción de formar un sindicato nuevo o bien de afiliarse a otro sindicato y negociar un mejor CCT, aunque el sindicato titular de la CTM también podría buscar representar a las(os) trabajadoras(es) y negociar un nuevo CCT, si logra comprobar que cuenta con el apoyo de por lo menos un 30% de las(os) trabajadoras(es). 

Para más información: 

  • Un artículo sobre la consulta está disponible aquí.
  • Una entrevista sobre la consulta que Carmen Aristegui le realizó a Luisa María Alcalde Luján, Secretaria del Trabajo, está disponible aquí.
  • Un análisis de la consulta de Dra. Cirila Quintero está disponible aquí.
  • El boletín de la STPS sobre el Plan de Reparación entre los gobiernos de México y Estados Unidos está disponible aquí; el acuerdo completo está aquí.
  • El informe del mes de julio de la Junta de Expertos Laborales Independientes de México (IMLEB, por su siglas en inglés), en el que se evalúan los avances de la implementación de la reforma laboral en México y se ofrecen recomendaciones para mejorarla, está disponible aquí.