Incendios y Seguridad de Edificios y derechos de las trabajadoras(es) en Bangladesh

Desde 2005, la RSM ha trabajado con organizaciones laborales de Bangladesh y aliados internacionales para exponer las condiciones de trabajo inseguras en la industria de la confección del país y para presionar a las marcas internacionales a compensar a los sobrevivientes de estas tragedias y eliminar condiciones y prácticas inseguras en sus fábricas proveedoras.

Incendio y seguridad de edificios

El 24 de abril de 2013, el colapso del edificio Rana Plaza en Dhaka, Bangladesh, resultó en la muerte de más de 1.100 trabajadoras(es) y aproximadamente 2.500 heridas. En el edificio funcionaban cinco fábricas de confección. El colapso ha sido calificado como el peor desastre industrial en la historia de la industria de la confección de Bangladesh. Sin embargo, esto no fue un accidente; las trabajadoras(es) sabían que el edificio era inseguro, pero habían sido forzadas a ir a trabajar para cumplir con las fechas de entrega fijadas por las marcas internacionales.

Rana Plaza no fue la primera de las tragedias de ese tipo. En los últimos quince años, cientos más de trabajadoras(es) han muerto en incendios y colapsos de edificios prevenibles, y solo en los últimos cinco años se han hecho esfuerzos para compensar a las trabajadoras(es). Cinco años antes de Rana Plaza, 112 trabajadoras(es) murieron en el incendio de la fábrica Tarzeen.

Acuerdo sobre Seguridad de Edificios y contra Incendios en Bangladesh

El Acuerdo sobre Incendios y Seguridad de Edificios en Bangladesh (el Acuerdo) fue una respuesta que sentó precedentes ante esta prevenible pérdida de vidas y el riesgo permanente para las trabajadoras(es), en las fábricas de confección de Bangladesh. Estuvo vigente hasta 2018, cuando fue reemplazado por el “Acuerdo de Transición.”

Establecido un mes después del colapso de Rana Plaza, el Acuerdo representó un reconocimiento de que el sistema de auditoría controlado por las empresas estaba fallando en detectar y eliminar los peligros de incendios y seguridad de edificios en la industria de la confección del país.

El Acuerdo era un instrumento legalmente vinculante entre sindicatos globales y de Bangladesh y más de 200 marcas y tiendas de confección. Requería que las empresas firmantes y sus proveedoras de Bangladesh cooperaran con inspecciones de seguridad independientes, cuyos resultados eran publicados en el sitio web del Acuerdo.

Se requería también a las empresas firmantes financiar los costos de las mejoras necesarias a las fábricas. Bajo el Acuerdo, trabajadoras(es) y personal de gerencia reciben capacitación en salud y seguridad y sus representantes participan en comités de salud y seguridad. Las trabajadoras(es) también tenían el derecho a presentar quejas sobre condiciones inseguras y negarse al trabajo inseguro.

Después de que el Acuerdo de cinco años expirara el 31 de mayo de 2018, fue sustituido por el "Acuerdo de Transición", que ha continuado el programa de inspección de fábricas y capacitación de trabajadoras(es) durante tres años más.

Mediante una inmensa presión internacional, al 5 de julio de 2018, más de 183 marcas y minoristas habían firmado el Acuerdo de 2018, incluidas dos empresas canadienses, Loblaw y Brüzer Sportsgear, que poseen licencias para producir ropa para varias universidades estadounidenses y canadienses, entre ellas York University, la University of Toronto y Memorial University. Ambas empresas eran también signatarias del Acuerdo de 2013.

En mayo de 2019 se llegó a un convenio para la transición de las funciones del Acuerdo basadas en Bangladesh a un nuevo órgano de seguridad, el Consejo de Sustentabilidad de Prendas de Vestir (RSC por sus siglas en inglés). Desde entonces, los testigos signatarios, incluida la RSM, han planteado serias preocupaciones acerca de la predisposición del RSC a asumir esas responsabilidades. Estas preocupaciones incluyen la continuación exitosa del mecanismo de quejas de las trabajadoras(es), el compromiso del Acuerdo con la transparencia y mecanismos de aplicación estrictos, la rápida reparación de los peligros y el inicio de un programa de seguridad de las calderas.

La RSM es testigo firmante tanto del Acuerdo original y el Acuerdo de Transición de 2018. También, era miembro del Grupo de Trabajo de Participación de las Trabajadoras(es) del Acuerdo. La RSM también jugó un papel importante en convencer a la tienda canadiense Loblaw para que firmara el Acuerdo después de que se encontrara ropa con la etiqueta Joe Fresh de la empresa en los escombros del edificio Rana Plaza.

Junto con los otros tres testigos signatarios – la Campaña Ropa Limpia, el Foro Internacional de Derechos Laborales y el Consorcio de Derechos del Trabajador (WRC) – seguimos vigilando y evaluando la transición de las funciones en Bangladesh del Acuerdo al RSC, el cumplimiento de las disposiciones del Acuerdo por parte de las empresas signatarias y la eficacia del RSC en el desempeño de las funciones del Acuerdo.

Lucha por la compensación

Fondo Fiduciario de Rana Plaza

Llevó dos años de campañas convencer a las marcas que contribuyeran un total de US$30 millones al Fondo, de manera que los sobrevivientes y las familias de las trabajadoras(es) que murieron pudieran recibir compensación por ingresos perdidos y gastos médicos. Sin embargo, el fondo administrado por la OIT no proveyó compensación por el daño y sufrimiento de las familias y los sobrevivientes.

La RSM cabildeó a Loblaw para que contribuyera y aumentara su contribución al Fondo fiduciario, y también participó en la campaña internacional apuntando a The Children’s Place, Wal-Mart y otras empresas ligadas a Rana Plaza.

Compensación por el Incendio de la fábrica Tazreen

Más de dos años después del incendio de la fábrica Tazreen, se llegó finalmente a un acuerdo con la empresa internacional de ropa C&A para establecer un fondo con contribuciones de las marcas que se abastecían de la fábrica, que se encargaría de los pagos por pérdida de ingresos y el tratamiento médico a largo plazo. Los pagos se concluyeron en junio de 2016, y un fideicomiso médico sigue supervisando el tratamiento médico a largo plazo de las heridas(os).

La lucha de las trabajadoras(es) por un salario digno y contra la represon antisindical

La lucha de las trabajadoras(es) por salarios dignos ha sido constante en Bangladesh, al igual que la represión del gobierno cada vez que las trabajadoras(es) se organizan para conseguir mejores salarios y condiciones de trabajo.

En diciembre de 2016, las protestas de las trabajadoras(es) por salarios dignos se enfrentaron a violentas medidas de represión por parte de las fuerzas policiales nacionales e industriales. A pesar de la represión, las trabajadoras(es) han seguido movilizándose y presionando a la industria y al gobierno para que aumenten sustancialmente el salario mínimo del país.

En 2018 y 2019 se renovaron los llamamientos para que se aumentara el salario mínimo en Bangladesh y decenas de miles de trabajadoras(es) del sector de la confección salieron a la calle. Como miembro de la red mundial de la Campaña Ropa Limpia (CCC), la RSM sigue colaborando con otras organizaciones de derechos laborales en campañas en pro de un salario digno y del respeto del derecho de las trabajadoras(es) a organizarse y negociar colectivamente.

 

Subscribe to RSS - Incendios y Seguridad de Edificios y derechos de las trabajadoras(es) en Bangladesh