Trabajadoras(es) en Tailandia ganan indemnización financiada por Victoria’s Secret

Foto: Centro de Solidaridad

Foto: #PagueASusTrabajadores

Después de trece meses de protestas de las trabajadoras(es) y de campañas internacionales, las trabajadoras(es) de la fábrica Brilliant Alliance Thai Global finalmente recibieron el pago de los $8.3 millones de dólares que por ley se les debía. Victoria's Secret, cuya lencería se producía en la fábrica, financió los pagos por medio de un préstamo acordado con el ex-empleador de las trabajadoras(es). Se trata de la indemnización más cuantiosa que se haya pagado en un caso de robo de salarios en una fábrica individual en la industria global de la confección.

La fábrica, que también manufacturaba para Torrid and Lane Bryant, cerró en el mes de marzo de 2021, citando como motivos la falta de pedidos y la pandemia global. A pesar de que el inspector de trabajo de Tailandia ordenó que la compañía pagara todos los salarios pendientes y las indemnizaciones requeridas por la ley, más de 1,250 trabajadoras(es) de la industria de la confección, muchas de las cuales ya contaban con una antigüedad de quince años, se quedaron sin empleo y sin el pago de la indemnización que les correspondía. Ante el repentino cierre de la fábrica, muchas de las trabajadoras(es) se vieron obligadas a sacar préstamos para pagar la renta de sus viviendas o para alimentar a sus hijos.

El Centro de Solidaridad, la Campaña Ropa Limpia (CCC por sus siglas en inglés) y la campaña #PagueASusTrabajadores dirigieron una campaña internacional. El Centro de Solidaridad y el Consorcio de Derechos del Trabajador (WRC por sus siglas en inglés) entablaron comunicaciones con Victoria's Secret para asegurarse de que las trabajadoras(es) recibieran los pagos que se les adeudaban. IndustriALL también organizó una jornada regional de acción con la participación de sindicalistas de Australia, Indonesia, Japón, Corea del Sur, Malasia, Mongolia, Filipinas y Tailandia.

A nivel local, el Sindicato de Trabajadores de Triumph International de Tailandia (TITLU), perteneciente a la Confederación de Trabajadores Industriales de Tailandia (CILT), afiliada a IndustriALL, representa a las trabajadoras(es).

David Welsh, director del Centro de Solidaridad en Tailandia declaró que: “Se trata de una gran victoria para las trabajadoras(es) y es testimonio de la valentía de su sindicato y de la fuerza de la campaña de solidaridad internacional que las apoyó…No es nada nuevo que las trabajadoras(es) de la industria de la confección, con sus salarios bajos, quedan desamparadas ante una injusticia impuesta por las cadenas de suministro globales. Lo que sí es nuevo es que las trabajadoras(es) no aceptaron ese destino y ganaron.

Añadió que: "También esperamos que esto represente un modelo de este tipo de compromiso nacional, gubernamental, internacional y de las marcas mismas con encontrar una resolución a futuros casos en los que las trabajadoras(es) de la industria de la confección queden en una situación igualmente desesperada. El monto de la indemnización hace que sea un caso histórico y reiteramos que esperamos que sea un modelo para la industria global de la confección en el futuro en cuanto al involucramiento directo de las marcas”.

Scott Nova, Director Ejecutivo de WRC declaró: “Nuestra organización ha documentado cientos de casos de robo de salarios en la cadena de suministro de la industria de la confección”. Añadió que: “Este es el robo más grande que hemos visto en una fábrica individual de la industria de la confección y también el mayor pago de indemnizaciones y salarios caídos. Los $8.3 millones de dólares proporcionados por Victoria’s Secret también es la mayor contribución que haya realizado una marca para ayudar a resolver un caso de robo de salarios”.

A pesar de la presión internacional, Sycamore Partners, la compañía matriz de Torrid and Lane Bryant, no contribuyó al pago negociado.

Para garantizar que las trabajadoras(es) nunca más vuelvan a quedar desamparadas cuando cierre una fábrica, la campaña #PagueASusTrabajadores sigue llamando a Victoria’s Secret y a todas las demás marcas y tiendas a firmar un acuerdo vinculante sobre salarios, indemnizaciones y libertad sindical.

Para más información: