Compañías y Marcas: Puntos de presión a ejercer sobre las compañías globales de la confección

La RMS ha publicado una versión actualizada de su herramienta Compañías y Marcas: Puntos de presión a ejercer sobre las compañías globales de la confección. La herramienta está diseñada para ayudar a los sindicatos y organizaciones de derechos laborales a acceder a información detallada sobre compañías cuyos productos son hechos en fábricas donde han ocurrido violaciones a los derechos laborales.

La versión de 2021 incluye información sobre cambios recientes en la propiedad de las marcas, marcas adicionales que ahora publican quiénes son las fábricas que producen sus productos, además de los criterios actualizados para identificar a las marcas que han demostrado su disposición a interactuar con organizaciones de trabajadoras(es) para resolver las violaciones a sus derechos, incluso durante pandemia de COVID-19.

La tabla de ocho páginas identifica seis puntos clave de presión con las compañías globales de ropa y las marcas de las que son propietarias:

•    Si la empresa es propietaria de la fábrica en la que se confeccionan sus productos;
•    Si publica su lista de fábricas y otra información de la cadena de suministro;
•    Si se produce indumentaria para universidades;
•    Si es parte de una iniciativa de multi-interés;
•    Si se trata de una empresa que cotiza en la bolsa; y 
•    Si ha firmado acuerdos con sindicatos y/o trabajado con sindicatos y organizaciones de derechos laborales para resolver las violaciones de los derechos de las(os) trabajadoras(es).

La tabla se limita principalmente a las compañías internacionales que se abastecen de México y Centroamérica, ya que este es el enfoque geográfico del trabajo de la RMS. Las dos últimas páginas incluyen enlaces directos a la información divulgada públicamente sobre las fábricas utilizadas por las marcas. A pesar de la creciente tendencia a la transparencia de la cadena de suministro, el secreto sigue siendo la norma en esta industria. De las 44 compañías que figuran en la tabla, poco más de la mitad publican al menos los nombres y direcciones de sus fábricas proveedoras.